Temporada Baja Feriados 2016 Verano 2017 Club Med Brasil Caribe Salidas Grupales Europa y Destinos Exóticos Uruguay Sudamérica Noticias Cruceros 2016 / 2017 Argentina ¡Promociones!

Reyes

Importante centro termal ubicado en la RP Nº4, emplazado en la pintoresca quebrada de Reyes, enmarcada por frondosas laderas. Desde el siglo XVI ha trascendido la fama de sus aguas hipotermales, sulfatadas, sódicas, cálcicas, bicarbonatadas y alcalinas, muy recomendadas para el tratamiento de afecciones reumáticas, neurosis, parálisis, gota, así como algunas enfermedades cutáneas. A partir de acá se inicia un camino de cornisa que comunica con las Lagunas de Yala.
 
 
LAS AGUAS DE LAS TERMAS DE REYES
 
Las aguas que afloran de los manantiales en Termas de Reyes lo hacen a una temperatura de 50º C quedando clasificada como HIPERTERMAL. Se calculó la temperatura del foco del manantial en 120º, esto nos indica que el agua ascendería de una profundidad de 600 o 700m.
Las aguas obtenidas son de baja salinidad, sulfatadas, bicarbonatadas sódicas. Mediante un análisis reciente de las mismas, se pudo comparar los resultados con estudios anteriores demostrando así que la calidad del agua se ha mantenido.
El agua ha sido clasificada de APTA para el consumo humano.
 
QUE EFECTOS PRODUCEN LAS AGUAS TERMALES?
 
1) Acción agocítica – Que es la estimulación del crecimiento celular. Atención: Incentivan el crecimiento de todas las células (sanas o enfermas). Por eso se contraindican para cualquier tipo de tumores o neoplasias.
2) Acción antialérgica o desensibilizante.
3) Acción antitóxica, o filáctica.
4) Acción eutrófica – Actúan sobre el sistema nervioso periférico, que tiene una repercusión favorable sobre la actividad orgánica general.
5) Acción sobre la permeabilidad celular. Facilitan la solución de algunos cuerpos insolubles en agua. Estos son los beneficios del agua termal, actuando sobre el ácido úrico y el colesterol.
6) Acción zimosténica – Sobre los procesos enzimático y digestivo.
 
TERAPEUTICAS ESPECIFICAS EN LAS AGUAS TERMALES
 
(Cloruradas – Bicarbonatadas Sódicas)
En AGUAS CLORURADAS
 
Las principales indicaciones de la utilización de estas aguas está en la recuperación de intervenciones quirúrgicas sobre el aparato locomotor, lesiones traumáticas, afecciones reumáticas crónicas, procesos crónicos de las vías respiratorias y aparato genital femenino, además de estados de debilidad orgánica.
Las inhalaciones y pulverizaciones son favorables en procesos crónicos del aparato respiratorio y zonas asequibles del aparato digestivo. Las irrigaciones son aconsejables en procesos entero hepáticos y ginecológicos crónicos.
Las inmersiones lo son en patologías reumáticas, post-traumáticas y post-quirúrgicas, por la facilitación de movimientos.
 
Contraindicaciones:
Las aguas cloruradas tienen las contraindicaciones propias de todas las aguas termales. Por su mineralización específica no deben administrarse por vía oral, en:
· Gastritis hipersecretoras
· Procesos ulcerosos del aparato digestivo
· Enteritis
· Colitis
· Cardiopatías
· y afecciones renales en las que resulte conveniente restringir la ingestión de sodio.
 
 
Procedimientos de administración:
Inmersión en piscinas o bañeras:
Las temperaturas mas frecuentes en el tratamiento de procesos reumáticos, rehabilitaciones post-operatorias, etc., es de 36º a 39º C. – El tiempo de aplicación dependerá de la tolerancia de cada paciente.
Por término medio debe iniciarse con períodos de 10 minutos y subir progresivamente de acuerdo a la respuesta obtenida, hasta llegar a 30 minutos.
Las aplicaciones serán diarias y es mas favorable realizarlas por la mañana.
Los tratamientos de enfermedades reumáticas alcanzan su pleno rendimiento en alrededor de 20 días, y las recuperaciones post-traumáticas, en no menos de 15 días.
Vía oral – y otras – Las aguas cloruradas mixtas y especialmente bicarbonatadas, se destacan por sus efectos metabólicos y estimulantes de las funciones digestivas y hepatobiliares, cuando se administran por vía oral, pero aplicada en baños, duchas, inhalaciones e irrigaciones, se comportan como antiinflamatorias y estimulantes de la función celular y cicatrización, además de ligeramente antisépticas.
Las tomas deben hacerse por la mañana en ayunas, y en algunos casos, aproximadamente una hora antes de las comidas.
La dosificación debe ajustarse a la tolerancia individual, por término medio 100 a 200 ml. por toma, pudiéndose repetir dos o tres veces, por las mañana en ayunas, separadas unas de otras por un período de 15 minutos
 
 
En AGUAS BICARBONATADAS
 
Este tipo de aguas, cuando es bebida en ayunas – en pequeñas y repetidas dosis – son neutralizantes de la acidez gástrica, pero en dosis mayores y acompañando las comidas, o inmediatamente después de ellas, posibilitan la secreción y evacuación.
En el intestino, su condición alcalina ayuda en la acción de los fermentos pancreáticos y el poder saponificante de la bilis. La ingestión de estas aguas mejora la intolerancia a los hidratos de carbono y facilita la acción insulínica, admitiéndose un efecto movilizador del ácido úrico, favorecedor de su eliminación por la orina.
Se ha notado también una suave acción sedante sobre la excitabilidad neuromuscular, así como efectos aminorantes de la permeabilidad vascular y de respuestas inflamatorias. Las aguas bicarbonatadas, encuentran sus principales indicaciones en las enfermedades del aparato digestivo, alteraciones hepáticas, trastornos metabólicos y afecciones de las vías urinarias.
Son destacables los efectos de estas aguas en los procesos digestivos que cursan con hiperclorhidria, e hipermotilidad, estados dispépticos, etc.
En general están indicadas para las afecciones duodeno-pancreáticas, y los procesos hepáticos y entero-hepáticos. Es también favorable su acción en los enfermos diabéticos y algunos tipos de obesidad.
Habitualmente son bien toleradas, aunque los pacientes muy sensibles pueden acusar manifestaciones en forma de pérdida de apetito, cefaleas, irritabilidad, dolores musculares, etc. Estos efectos desaparecen al disminuir o suspender el tratamiento.
 
Contraindicaciones :
 
Las aguas “Bicarbonatadas-Sódicas” están contraindicadas en los enfermos hipertensos graves y en todos aquellos que padezcan insuficiencia renal.
Si las aguas bicarbonatadas contienen un significativo contenido de calcio, no deberían administrarse a enfermos con colitis atónica, estreñimiento pertinaz y calculosis fosfática
 
Procedimientos de administración :
 
La principal forma de administración de estas aguas en ingesta, pudiéndose considerar meramente coadyuvantes las aplicaciones externas (baños, duchas) o las internas (inhalaciones e irrigaciones). Las dosis deben ajustarse a los procesos a tratar y a las respuestas individuales.
Por término medio sería un total de entre 1.000 y 1.500 ml. diarios, distribuidos en dosis fraccionadas de entre 100 y 200 ml. ; en ayunas y en varias tomas. Esto es en cuanto interesen los efectos antiácidos.
Por otra parte, cuando se pretendan acciones estimulantes de la secreción gástrica, se administrarán las dosis junto con las comidas o inmediatamente después de ellas.
Las aplicaciones locales (externas o internas) no ofrecen peculiaridades destacables.
 
NOTA: Las aguas de TERMAS DE REYES SON BICARBONATADAS SÓDICAS.
 
 
PARA QUE SIRVEN? COMO ACTUAN?
 
Los beneficios obtenidos en tratamientos con aguas termales, no dependen exclusivamente del elemento “agua“, sino de una multiplicidad de estímulos: químicos, físicos y biológicos.
Los efectos químicos se encuentran relacionados con las substancias que posee el agua, que al estar en contacto con la piel, pasan por ósmosis al torrente sanguíneo.
Los efectos físicos se deben mayormente a la temperatura del agua, dado que ésta produce una vaso dilatación periférica, con la cual se mejora la oxigenación de los tejidos en la zona tratada y liberación de substancias que producen efecto antiinflamatorio y calmante del dolor, con relajación muscular, provocando una sensación de bienestar.
A su vez, cada sector del cuerpo humano tiene reacciones internas, fisiológicas, que les son propias, como una mayor o menor red de capilares sanguíneos, reacciones nerviosas, componentes químicos de los tejidos, etc. Por esta razón, por ejemplo, los pies sienten caliente, un baño que para el tronco es indiferente.
Los efectos biológicos se producen por la acción de la “flora” y la “fauna” hidrotermal, integrada por “macro” y “micro” organismos, en compleja unión. Esto se denomina genéricamente “biogleas” y está compuesta por decenas de miles de especies diferentes.
No hace demasiados años, se aisló un microorganismo – en la “Sociedad Internacional de Medicina Hidrológica” – estudiando precisamente lo que se llama “elementos intangibles” de las aguas termales.
Uno de estos organismos, del grupo de las “sulfobacterias” beneficiaba la piel humana. Avanzando en esa investigación, se supo que cuando una agresión, aún la mas pequeña, se produce sobre la epidermis, aparece una sucesión de reacciones biológicas en “cascada” , generadora de una cantidad de micro-traumatismos, que incluyen lo que se llama “inflamación celular“.
Estos micro-traumatismos, repetidos a lo largo del tiempo, son el origen del envejecimiento cutáneo. Las “biogleas” o “plancton hidrotermal“, no sólo aumentan el sistema de defensa y reparación de la piel frente a las agresiones externas (envejecimiento y deterioro) sino que ejercen una acción biológica sobre sus funciones vitales – además de otros órganos y sistemas – que mejora sensible y significativamente la tonicidad y tersura de la piel.